En fiscalización de cuentas públicas el pleno tiene la última palabra: morena

La coordinadora del Grupo Parlamentario de morena, Graciela Domínguez Nava, sostuvo un encuentro este jueves con los medios de comunicación acompañada por diputados de su bancada, y opinó que el dictamen que se ha propuesto en la Comisión de Fiscalización para reformar la Ley de la Auditoría Superior del Estado, busca en esencia no restarle facultades al poder Legislativo en una de sus funciones principales como es la fiscalización, en tanto que se trata en de un poder revisor.

Acompañada del Presidente de la Comisión de Fiscalización Marco Antonio Zazueta, el integrante de la misma Marco César Almaral, así como el legislador José Antonio Crespo y las diputadas Francisca Abelló y Yeraldine Bonilla, la coordinadora ratificó que una de las funciones esenciales del poder legislativo es justamente la fiscalización.

“En el proceso pasado, cuando se discutía la aprobación de las cuentas públicas del 2017, que es la primera que a esta Legislatura le ha tocado revisar, se dieron una serie de confrontaciones en cuestión de la interpretación de la norma, relativo a las facultades que tienen tanto la Comisión de Fiscalización como el mismo pleno y la Auditoría Superior del Estado.”, recordó la líder de los morenistas.

“Entonces todas las fuerzas políticas coincidimos en que hacía falta armonizar la legislación, y necesitamos caminar hacia esas reformas. Justo hoy estamos queriendo dar ese paso, para armonizar la Constitución, con la Ley Organiza del Congreso y la ley de la Auditoría Superior del Estado”, explicó Domínguez Nava.

Añadió que lo que estas reformas proponen es que al Auditoría Superior del Estado siga cumpliendo con sus funciones y cuente con autonomía técnica y de gestión, sin embargo ya no podrá emitir una determinación técnica en sentido aprobatorio o reprobatorio del ente fiscalizado.

“Si permanece esta facultad de determinación técnica en la ASE, se genera una interpretación a conveniencia para decir que es el único órgano facultado para decir que ente aprueba o reprueba en el ejercicio de sus cuentas públicas, cuando la Comisión de Fiscalización tiene la facultad de rechazar estas determinaciones. Es decir que carece de sentido mantener esa facultad en la ASE”, observó la también Presidente de la Junta de Coordinación Política.

“Lo único que ha generado es una interpretación para algunas fuerzas políticas, que utilizan para intentar limitar la facultad del legislador en la revisión de las cuentas públicas. Nosotros en morena vamos a defender siempre que no se le resten facultades al poder legislativo, estemos nosotros o los diputados que vengan, sin importar quién esté al frente de la Auditoría, consideramos que no es correcto que este órgano tenga este exceso de facultades”, aseguró Graciela Domínguez.

Marco Antonio Zazueta, por su parte, hizo énfasis en Sinaloa es el único Estado a nivel nacional en el que la Auditoria Superior tiene la facultad de emitir una determinación técnica, cuando es el pleno quién tiene la última palabra.

“Nosotros seguiremos ejerciendo nuestras facultades, lo que no queremos es seguir en controversias y discusiones que no llevan a ningún lado. Hay que señalar que una mayoría prisita dotó a la ASE de esta facultad, cuando es facultad de los legisladores y es un derecho que debe prevalecer sin controversias”, aseguró el presidente de la Comisión de Fiscalización.

“La ASE no es un órgano constitucionalmente autónomo, es un órgano con un autonomía técnica y de gestión, que son cosas distintas. Y creo que es importante recordar que fue el PRI quién pretendió violentar la Constitución Federal cuando gana morena, y ante la preocupación de ya no tener una mayoría en el pleno para la aprobación de las cuentas públicas, quisieron hacer de la ASE un organismo Constitucionalmente Autónomo aunque eso violentara el artículo 116 de la Constitución”, concluyó Graciela Domínguez.