Rector devela los bustos de Inés Arredondo y Pedro Carreón en la Casa de la Cultura de la UAS

Jueves 20 de mayo de 2021.

“Bienvenida Inés Arredondo, bienvenido Don Pedro Carreón a la Casa de la Cultura de la Universidad Autónoma de Sinaloa”, con estas palabras el Rector, doctor Juan Eulogio Guerra Liera, encabezó la develación de los bustos de estos dos personajes reconocidos y queridos en la comunidad universitaria y destacados en Sinaloa por su actividad artística.

En la Casa de la Cultura “Miguel Tamayo Espinosa de los Monteros” se inmortalizó a estas dos figuras en el patio central ante la presencia de autoridades universitarias y familiares y amigos de los homenajeados.

El Rector refirió que Inés Arredondo encontró en la narrativa una manera de liberar el espíritu y convertirlo en cuentos, en historias que reflejan la condición humana y retratan ambientes naturales y sociales de la provincia y la época que la vio crecer.

“Sin lugar a dudas en Inés tenemos una de las mejores cuentistas de México y la mejor cuentista de Sinaloa, a quien esta Máxima Casa de Estudios le otorgó el Doctorado Honoris Causa en 1988, meses antes de su fallecimiento, y en el año 20218 se creó el Premio que lleva su nombre; a partir de hoy este espacio cultural se engalana con la imagen de esta gran mujer, un ejemplo de la capacidad creativa de las y los sinaloenses”, dijo.

“Aquí se suma hoy también el busto de uno de sus huéspedes más destacados como lo fue Don Pedro Carreón Zazueta, un hombre que trascendió fronteras con su arte haciendo del teatro guiñol una forma magistral de contar historias; poseedor de una sólida formación en las artes escénicas Pedro Carreón creó toda una escuela en el mundo de los títeres, desarrollando técnicas, inventando personajes y transmitiendo sus conocimientos a las siguientes generaciones de guiñoleros”, expresó Guerra Liera.

Consideró que la Universidad tenía una agenda pendiente con Pedro Carreón, a quien calificó como la semilla principal que originó que el arte guiñol trascendiera y compartió anécdotas de su convivencia con él, entre ellas lo recordó cuando con periódico y engrudo le iba dando forma a sus muñecos.

“Hoy la Universidad le rinde este reconocimiento a Inés Arredondo, a Don Pedro Carreón y en este último creo que el mejor reconocimiento que se le puede brindar a un maestro es el agradecimiento que muestran sus alumnos al retomar su nombre y retomar su arte (…) hoy Don Pedro está donde debería estar desde hace tiempo: su universidad, en este busto junto a la mejor narradora y cuentista, Inés Arredondo (…) van a ser un referente obligado al entrar a esta Casa de la Cultura”, enfatizó el Rector.

En representación de la familia de Inés Arredondo, habló su sobrina Lorena Camelo Tarriba, quien agradeció “este regalo a nuestra familia” y consideró que el Rector Guerra Liera siempre ha sido un gran apoyo en la promoción de la obra de su tía.

“Soy sobrina de Inés Arredondo, muy honrada de estar aquí representando a sus hijos, principalmente a Inés, Ana y Francisco quienes siempre han promovido la humildad dentro de la cultura y siempre en la familia uno de los valores que se promovió fue que el talento habla por sí solo, no hay que andarlo presumiendo, pero siempre se necesita una mano que hable de él una vez que ya no se está aquí, agradezco mucho que lo haga a nombre de toda mi familia, de mis tíos, muchas gracias, y sobre todo gracias a mi tía donde está por la sensibilidad de expresar lo que a veces humanamente es tan difícil hacerlo en pocas palabras, gracias por el reconocimiento”, expresó Camelo Tarriba.

Con la representación de Pedro Carreón, tomó la palabra su nieta Elisa Carreón, quien con una intervención a modo de carta dirigida a su abuelo le cuenta que sus recuerdos, el olor a engrudo, su legado de artista y su energía de gran ser humano sigue invadiendo cada espacio al que pertenece.

“Te cuento que hoy estará tu figura presente en un busto en la Casa de la Cultura, el último lugar que estuviste en cuerpo antes de partir (…) sigues presente en el alma de esta tierra, en el recuerdo de las familias, de los niños que ahora tienen 30, 40, 50, 60 años (…) agradezco a nombre de toda la familia y de los amigos de mi abuelo que hoy sea recordado, agradezco a tu querida casa por la que caminaste tantos años, al Rector y a todos los colegas, artistas y titiriteros que siguen promoviendo tu legado, aquí siempre escucharemos aquella frase que repetías: las cosas sencillas son definitivamente las cosas más bellas, gracias Don Pedro Carreón, gracias ‘Señor Guiñol’, ¡títeres, títeres en acción!”

Estuvieron presentes el secretario general, doctor Gerardo Alapizco Castro; el secretario de Administración y Finanzas, maestro Manuel de Jesús Lara Salazar, el coordinador de Extensión de la Cultura, maestro Homar Medina Barreda y la señora Ana Dolores Carreón Gaxiola, hija de Pedro Carreón.